Acuerdo entre Argentina e Irán para investigar el caso AMIA

En Etiopía, las autoridades diplomáticas de ambos países cerraron un acuerdo para investigar en forma conjunta el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) ocurrido el 18 de julio de 1994. Se trata de un proceso judicial de carácter internacional para conocer los hechos y encontrar a los responsables de la muerte de 85 personas. Actualmente, existe una orden de captura de ciudadanos iraníes acusados de haber sido los autores del atentado. Sin embargo, el gobierno persa se ha negado a otorgar la extradición de los individuos.

 
Cancilleres Ali Akbar Salehi y Héctor Timerman

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Relaciones Exteriores publicó el Memorándum de entendimiento entre el Gobierno de la República Argentina y el Gobierno de la República Islámica de Irán. En él, se desarrollan los 9 puntos que sientan las pautas esenciales del proceso iniciado en forma bilateral. Se acordó crear una “Comisión de la Verdad” integrada por juristas de prestigio internacional de nacionalidades neutrales. Ellos establecerán las reglas de procedimiento que deberán ser aprobadas por ambas partes. Una vez establecida la Comisión, ambos países deberán compartir toda la información que posean producto de las investigaciones autónomas que han realizado. Además, por primera vez desde que ocurrió el atentado, esta previsto que los miembros de la Comisión junto con autoridades del poder judicial argentino viajen a Teherán para poder interrogar a los sospechosos.
 
Una vez estudiado el caso, la Comisión elaborará un informe con recomendaciones sobre cómo proceder con el caso en el marco regulatorio que ambos Estados hayan pactado. A su vez, se explicitó que se tendrán siempre en consideración los derechos básicos de todos los individuos intervinientes en el proceso.
 

Por su parte, desde Irán se sostiene la plena inocencia de su gobierno y sus ciudadanos. Desde la agencia de noticias oficial Irib.ir aseguraron que este acuerdo ayudará a desestimar las acusaciones en su contra porque fueron inducidas a partir de presiones de Estados Unidos en un plan para evitar el acercamiento entre los pueblos latinoamericanos e iraníes.

 

CASO AMIA

Las investigaciones realizadas a través del Poder Judicial nacional a lo largo de 19 años han atravesado distintas etapas. Hasta el 2005, el proceso se encontraba totalmente congelado y orientado a un rumbo totalmente distinto al actual. En ese año, ante las demostradas irregularidades cometidas por el juez Juan José Galeano, el presidente Néstor Kirchner le dio un nuevo impulso a la causa. Hasta ese momento se encontraban imputados miembros de la policía de la provincia de Buenos Aires.

Se absolvieron a los acusados y las investigaciones dirigidas por el fiscal Nisman apuntaron contra ocho ex altos funcionarios del gobierno de Irán de ser autores intelectuales y a Hezbollah de haber ejecutado el atentado. Al dictarse el pedido de captura internacional en el 2006 a INTERPOL, el gobierno de Estados Unidos dirigido por George Bush felicitó a la Argentina por las investigaciones realizadas.

A partir de ese momento, existieron numerosos enfrentamientos discursivos y diplomáticos entre las autoridades argentinas e iraníes. Hasta que en el año 2012, ambas partes se acercaron para realizar en forma conjunta las investigaciones.

————————————


Ni bien se conoció la noticia del convenio para realizar investigaciones en forma conjunta entre Argentina e Irán, la Delegación de Asociaciónes Israelitas Argentinas (DAIA) y la AMIA criticaron duramente la decisión.
Entre las razones del descontento se encuentra la idea de que el gobierno iraní acusado de organizar el atentado no podría ser el mismo que investigue sus propios hechos. Y por lo tanto, este tipo de investigación va contra las reglas constitucionales de un proceso tripartito entre imputado, fiscal acusador y juez imparcial.
Queda todavía pendiente que el Poder Ejecutivo envíe el Memorándum al Congreso para su aprobación, con lo cual se le daría carácter legal al convenio. De ser así, las críticas pasarían de un plano legal a un plano político o estratégico.
Por otro lado, en una entrevista con el diario opositor Clarín, el presidente de la AMIA Guillermo Borger sostiene que el dictamen del fiscal Nisman “contiene pruebas contundentes de los iraníes acusados”.
Siguiendo este planteo, aparentemente la causa en Argentina ya estaría resuelta. Entonces el problema sería otro: cómo lograr atrapar a los “culpables” de otra nacionalidad residentes fuera de las fronteras.
Como organizar un grupo comando que viole soberanías nacionales para hacer justicia propia no es una conducta que acostumbremos a realizar y además porque no esta bien visto por la comunidad internacional, lo lógico es acercarse de manera diplomática al otro país para mostrarle las razones por las cuales se le está acusando a ocho ciudadanos.
Y este convenio es precisamente eso. Abrir el diálogo. Así como el fiscal Nisman recolectó pruebas que aseguran una cosa. Por parte del gobierno iraní se recolectaron pruebas que afirman otra postura. La idea de ponerlas en común puede arrojar resultados mucho más enriquecedores que lleven a esclarecer espacios oscuros de la verdad. En el derecho internacional no existen un marco legal estructurado y ni siquiera la “Comisión de la Verdad” tiene capacidad de dictar una sentencia vinculante. Ante el estancamiento del Caso AMIA en la justicia interna, y la posibilidad de obtener un acercamiento con el otro país para que ejerza su derecho a aportar información.

Un comentario

  1. http://www.mrecic.gov.ar/es/argentina-rechaza-el-pedido-de-explicaciones-formulado-por-israel

    Martes 29 de enero de 2013

    Información para la Prensa N°: 012/13

    En el día de hoy el embajador argentino ante el Estado de Israel fue citado por la Cancillería de dicho país para solicitarle “explicaciones” por el Memorandum de Entendimiento acordado entre la República Argentina y la República Islámica de Irán sobre el atentado ocurrido en la Mutual AMIA ubicada en la ciudad de Buenos Aires.

    El atentado sufrido por el pueblo de nuestra patria el 18 de julio de 1994 no involucró a ningún ciudadano israelí. Las víctimas fueron en su gran mayoría ciudadanos argentinos e incluyen a seis ciudadanos bolivianos, dos polacos y un chileno.

    Además cabe resaltar que la Argentina jamás ha citado a un embajador israelí para pedirle explicaciones sobre acciones de su gobierno.

    Por lo tanto, la Cancillería argentina expresa que dicha citación para reclamar explicaciones sobre decisiones soberanas de la República Argentina es un acto impropio que se rechaza en forma enérgica y que va en contra de las tradicionales relaciones de amistad que existen entre ambas naciones.

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s