Argentina y Francia se unen para combatir la desaparición forzada de personas

Los cancilleres Héctor Timerman y Laurent Fabius firmaron una nota dirigida a sus pares pertenecientes a los países que todavía no firmaron o ratificaron la Convención internacional para la protección de todas las personas contra las Desapariciones Forzadas, que se encuentra en vigor desde el 23 de diciembre del 2010. Hasta el momento cuenta con la ratificación de 37 estados y se espera que pronto se incorporen otros 91 países que ya la han firmado.

Pañuelo Blanco, icono de las Madres de Plaza de Mayo

 
Este compromiso adoptado muestra el interés tanto de Argentina como de Francia por la promoción y protección de los derechos humanos a nivel internacional. En la nota firmada, ambos países explican que esta Convención constituye “un instrumento esencial en la lucha contra la impunidad y en la protección de las personas desaparecidas y de sus familias y refuerza las garantías del estado de derecho”.

En el preámbulo de la Convención se considera a la desaparición como un delito de extrema gravedad, y que en determinadas circunstancias puede quedar definido como un crimen de lesa humanidad. De esta manera define a la desaparición forzada en su artículo 2 como “el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de la libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa de reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley“.

Para ello, el documento intenta evitar la comisión de este tipo de delitos y los graves daños que generan tanto para la víctima como para sus familias y entorno, insta a los estados a imputar severas sanciones contra los autores de este tipo de delito, y reconoce el derecho a conocer la verdad sobre las circunstancias de una desaparición forzada.

El flagelo de las desapariciones es una problemática que ha golpeado a Argentina durante la última dictadura militar que gobernó el país entre 1976 y 1983. Pero en el caso de Francia, a pesar de tener un discurso pro derechos humanos, ha sido uno de los precursores de este tipo de delitos.

Investigación periodística sobre las prácticas de tortura y desaparición
realizadas por Francia en Argelia que luego fueron introducidas por
los mismos criminales en Argentina para instruir a los militares locales.

 

 

 

 

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s